Momento histórico: por Adina G. Onofrei

Momento histórico: por Adina G. Onofrei

Voy a contarle a mis hijos

que tuve que luchar

para comprar papel higiénico.

Que vi los supermercados vacíos

porque el pánico invadía la población.

Que se dispararon las ventas online

y bajó la bolsa

y cerraron los bares

y las terrazas

y los parques

y todas aquellas tiendas que no eran necesarias para sobrevivir.

Voy a echar la vista atrás

y sonreiré

por esos segundos de humanidad

en los que conseguimos juntarnos

de todos los rincones de España

para salir a la terraza

y agradecer el trabajo de otros.

Sonreiré porque hay alguien que es capaz

de convertir su balcón

en un salón de baile,

en una partida de bingo

o en un concierto improvisado usando tan sólo un piano.

Sonreiré por todos aquellos que obedecieron

y se quedaron en casa

haciendo deporte,

leyendo,

disfrutando de la familia,

jugando juegos de mesa,

escribiendo,

trabajando

o incluso meditando sobre un futuro.

Voy a contarle a mis hijos

que fui testigo de algo histórico.

Que vi en fotos como la Gran Vía

tenía un momento de soledad para ella.

Que el domingo no hubo Rastro en la Latina.

Que la gente empezó a creer en ese Dios que abandonaron hace meses

y mendigaron un poco de compasión.

Que no había nadie en la cola del Prado.

Que se cancelaron las fiestas,

los Eventos,

los Partidos de futbol,

la feria del libro

e incluso la semana santa.

Voy a contarle a mis hijos

que fui testigo de cómo aumentaba el color rojo

en ese famoso mapa que todos consultábamos a diario.

Que vi las noticias en dos días,

más que en toda mi vida.

Que habían fotos,

videos

y artículos que hablaban de lo mismo.

Vi gente que fue capaz de hacernos sonreír con una imagen,

que nos hacía reír a través de una red social

y que incluso nos hacía llorar con un simple aplauso.

Voy a contarle a mis hijos

Que a diario vi personas,

héroes,

que pusieron su vida en riesgo,

solo para salvar la de otros.

Voy a recordarle a mis hijos

que de todo lo malo,

se consigue algo bueno.

Esta entrada tiene 3 comentarios

  1. Precioso Adina. Yo haré conscientes a mis hijos de todo esto. Un besazo enorme

  2. Gracias Adina por concienciarnos de que estamos viviendo un momento único del que tenemos que sacar solo lo positivo 🙂

  3. Adina, preciosas reflexiones y precioso cómo lo escribes. Eres una chica muy sensible, ¡no cambies nunca!

Deja una respuesta

Cerrar menú

En esta web se utilizan cookies para garantizar el correcto funcionamiento de la misma. Si continúa navegando, entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.