Ninguna videollamada más: por Adina Georgiana Onofre

Durante el confinamiento, he leído libros, he empezado a pintar un cuadro siguiendo unos números y he intentado hacer deporte. Un día hasta conseguí no quedarme en el intento y le seguí el ritmo a una Youtuber.

He salido a aplaudir y he estado más pegada al móvil que nunca. Incluso le he enseñado a mi abuelo a utilizar whatsApp. Hemos hablado por videollamada y he conseguido que no se acercase tanto el móvil a la cara. Sigue gritándole al teléfono, pero eso lo solucionaremos más adelante.

He llamado a mis amigos más de la cuenta. Hemos jugado partidas de Parchis Online y hemos brindado con una cerveza virtual. He estado 3 meses, empleando el tiempo en demasiadas cosas. Ahora, quiero dedicárselo a mis amigos y a la familia. Sin ningún teléfono de por medio y sin cervezas virtuales.

Deja una respuesta

Cerrar menú

En esta web se utilizan cookies para garantizar el correcto funcionamiento de la misma. Si continúa navegando, entendemos que acepta nuestra Política de Cookies.